Go to Top

LUCIBELA (Cabo Verde)

novedad-3 Abierta contratación 2019

La nueva voz de Cabo Verde. “Por fin, en Lucibela, Cabo Verde ha encontrado una nueva cantante lo suficientemente brillante como para conquistar el mundo con morna y coladera”.

Lucibela es una sonrisa; una brisa fresca que agita las flores de la buganvilla y la cresta de las olas. La joven Cabo-Verdiana nació en 1986 en São Nicolau, una de las islas de Barlavento, al norte del archipiélago del Sahel.

Ha publicado su primer álbum, Laço umbilical, el cordón que une a la cantante con su tierra. A lo largo de sus trece temas, Lucibela, la voz de oro, explora los problemas que impica ser mujer y caboverdiana, vivir lejos y amar con sensualidad y gracia.

El secreto de la extraordinaria técnica vocal de Lucibela reside en su capacidad para explorar el registro profundo de los grandes sambistas de Brasil mientras añade un vibrato emocionante.

Escritas por viejos maestros como Manuel de Novas y la generación que le sigue (Jorge Humberto, Betu, etc.), las canciones del repertorio tradicional que Lucibela aboga por difundirlas durante décadas. Lucibela, como Elida Almeida que escribió dos de las canciones, pertenece a una nueva generación sin inhibiciones. Las dos mujeres jóvenes toman guitarras, cavaquinho, saxofón, acordeón y violín – toda la cornucopia musical de las islas- y las mezclan en la coctelera con la civilización de las tablets y la televisión. Lucibela proyecta una intrigante intensidad, pasando de la pura emoción a los juegos audaces. El arreglista y director musical de Laço Umbilical es el ingenioso músico Toy Vieira, asociado de Cesaria Evora, que también ha trabajado con Lura.

Lucibela creció en São Vicente, cuyo puerto Mindelo es famoso por varias razones. La ciudad fue el hogar de una de las primeras escuelas secundarias en las colonias portuguesas. Amilcar Cabral estudió allí antes de convertirse en el padre de la independencia en 1975. La madre de Lucibela era viuda y tenía una pensión estatal. Determinada que sus hijos recibirían una buena educación, se mudó a Mindelo y los inscribió en la escuela.

A Lucibela le encanta cantar, y Mindelo también es un paraíso musical ya que los marinos brasileños, cubanos, ingleses y portugueses sembraron las semillas de la morna y coladera, géneros criollos y mestizos, divulgados por todo el mundo por una de sus ilustres intérpretes, Cesaria Evora, nativa de Mindelo.

Bajo el dulce y sonriente exterior de Lucibela se encuentra una mujer que también ha experimentado las dificultades de la vida. Esa implicación inevitable del destino en el arte, sin duda, dotó a la niña de una intuición extremadamente femenina. Cuando ella estaba en el último año de la escuela secundaria, su madre murió y dejó a la familia indigente. Para seguir los sueños de su madre perdida, Lucibela tuvo que encontrar un trabajo que pagara… y la adolescente tenía un talento: el canto. Ella adoraba la bossa nova, por supuesto, pero también escuchaba el pop brasileño en la radio. Así que formó un grupo con amigos que, como ella, preferían el jazz y el rock a los géneros tradicionales.

Lucibela se dio cuenta de que podía ganarse la vida cantando en los hoteles y bares de Mindelo, frecuentados por turistas que querían escuchar canciones locales. Así que comenzó a interpretar el repertorio de Cesaria Evora, comenzando con Nutridinha, una canción alegre y bellamente elaborada que habla de chicas malas.

Lucibela se unió a la banda de Mindel Som y se fue a la isla de Sal, donde revitalizó el papel de cantante de hotel, especialmente en Morabeza. Luego le ofrecieron un contrato para cantar en la isla de dunas de arena de Boa Vista. Recuerda haber trabajado duro y haber aprendido mucho sobre la técnica vocal, el repertorio y los secretos para ganarse al público. En 2012, se fue a vivir a la capital de su país, Praia, donde conoció a Mario Lucio, el veterano Ministro de Cultura de Cabo Verde, que era un compositor y artista ecléctico y de gran trayectoria. También conoció a Kaku Alves, guitarrista de Cesaria Evora durante casi 15 años. Lucibela cantó en el Quintal da Musica y participó en los concursos de talentos televisivos Talento Estrela y Estrela Pop, llegando a la final.

Con ganas de pasar más tiempo con su familia y su hija, recientemente se mudó a Lisboa. Lucibela explica que para seguir aprendiendo y no perder su toque, y debido a que cantar es una experiencia cara a cara y de compartir, ella todavía canta en las plazas y calles. Cuando ella menciona eso, una sonrisa feliz ilumina suavemente su rostro.

(Biografia escrita por Véronique Mortaigne)