Go to Top

MAYA KAMATY (Isla de la Reunión)

Abierta Contratación 2021. Womex selection 2019

La hija del poeta Gilbert Pounia es una de las renovadoras del mayola, género que se está convirtiendo en tendencia global a pasos agigantados. Su curiosidad y espíritu inquieto la llevaron a profundizar también en la música africana e india y a incorporar algunos de sus elementos en su proceso transformador que tiene, siempre, al mayola como punto de inicio.

WOMEX_selection

MAYA-KAMATY-2

Ha pasado mucho tiempo, exactamente diez años, desde que «la Niña Pounia» (hija de Gilbert Pounia, fundador del famoso colectivo Ziskakan de Reunión), que en ese entonces era estudiante en Montpellier, Francia, mostró sus verdaderas intenciones y dio sus primeros pasos en el escenario como cantante.

Entonces, Maya regresó a su isla y tomó posesión del idioma criollo tanto como de la música de maloya, un blues de ritmo ternario heredado de esclavos malgaches y africanos. Sus padres y su grupo de amigos, entre ellos la estrella itinerante Alain Peters, lucharon desde 1979 para hacer que esta música sobreviviera. Con su kayamb (instrumento musical plano usado en las Islas Mascareñas para tocar música de sega y maloya)  al alcance de la mano,  Maya, a su vez, ha hecho de esta pelea el hilo conductor de una música popular errante.

Diez composiciones más tarde, eligió su segundo nombre «Kamaty» (el nombre de una mujer de pie, inconformista e intensa, residente de Grand Bois, un pueblo del que escuchó mucho de su padre) para crear su propia banda.

Formado en el escenario y recibiendo la aclamación popular y crítica, su primer álbum «Santié Papang» fue galardonado con «Coup de Coeur» por la famosa Academia Francesa de la Academia Charles-Cros. Con este álbum, viajaron por todo el mundo, desde India a Australia, y también a Marruecos, Sudáfrica, Canadá, Corea del Sur y China.

Sin embargo, hoy, Maya Kamaty ha decidido abandonar el lado acústico de esta primera obra y hacer cambios profundos en su música. «Hubiera sido demasiado fácil hacer otro “Santié Papang”, necesito ponerme en peligro, correr riesgos…»

 

MAYA-KAMATY-1

Maya Kamaty y su banda encontraron el equilibrio correcto entre lo orgánico y lo electrónico. Su maloya reinventada ya no pertenece solo a Reunión, sino al mundo. Sin embargo la emoción permanece en los ritmos, en los mensajes,  en las imágenes, en la fuerza viviente del idioma criollo.

Para completar este cambio de dirección con éxito, para mezclar sus ritmos y palabras con otros sonidos, incluidos los electrónicos, Maya Kamaty ha usado audazmente una solo arma, la fidelidad, en su nuevo disco “Pandiyé” (2019). Olivier Soubra, ingeniero de sonido, y los músicos con los que ha crecido y con los que ha moldeado su personalidad, la rodean en este álbum: la percusionista Moana Apo, que se convirtió en maestra en el arte de las máquinas de música electrónica, y los guitarristas Stéphane Lepinay, Kilik Payet (Varkala) y Karim Attoumane (Loder Kabaré). Además de estos cómplices desde el principio, Maka Kamaty eligió al baterista Dylan Marvillier, y también invitados de primer nivel, el joven pianista armenio Yessai Kerapatian (Dya) y el multiinstrumentista francés Loy Erhrlich. Desde Band of Gwana hasta Touré Kunda, pasando por Carrousel (con Alain Peters) y Hadouk Trio, este viajero y músico pionero siempre ha disfrutado de poner las cosas en movimiento. No es sorprendente entonces conocer a este verdadero experto de la Isla de la Reunión, tocando un bajo que él mismo inventó, «Gumbass» (una variación de Guembri) en la canción de apertura del disco.

Con la colaboración de la productora Victor-Attila Vagh (Flavia Coelho), Maya y su banda han encontrado el equilibrio adecuado entre lo orgánico y lo electrónico. Su maloya reinventada no solo pertenece a la Isla de la Reunión, sino que también pertenece al mundo. Sin embargo, la emoción vive en el ritmo, en los mensajes, en las imágenes, en la fuerza viva del lenguaje criollo.

Porque si la fachada ha cambiado, la necesidad de contar historias con las canciones queda intacta.

Con el segundo álbum, ha llegado el momento de la confirmación e incluso de la autoafirmación. Con Pandiyé, esta «mujer consciente, obstinada, artista, criolla, hija de …», según sus propias palabras, ha encontrado el sonido correcto con mayor probabilidad de mejorar su poderosa voz. Desde una voz calmante hasta una suave, ella es capaz de todas las variaciones. Y ella nunca esconde el placer de mostrarlo en el escenario.

Que se sepa, Maya Kamaty está bien decidida a llevar los ricos sonidos de su isla más allá y hacer que el idioma y el alma criollos de hoy canten a su manera.

 

 

 Prensa

« (…) la chanteuse réunionnaise nous fait léviter avec son maloya réinventé, à la fois électronique et organique.» TSUGI

Première du Clip «Pandiyé» sur PAN AFRICAN MUSIC

« Depuis cette petite île perdue dans l’océan indien, Maya propulse ses ondes sonores, vibrante de sensualité, comme de longues oscillations créoles à destination de toutes oreilles à même de les apprécier.» DJOLO